Egibide-Mendizorrotza, escuela de hostelería para comer en Vitoria

La escuela de hostelería Egibide-Mendizorrotza es la primera escuela que se instauró en Álava, y dispone de un restaurante abierto al público en el que se puede disfrutar de la alta cocina creada por estudiantes que están proyectando su vida profesional. Su horario sigue el calendario lectivo, con lo que solo está abierto de lunes a viernes los meses de septiembre a junio en horario de 13:15 a 14:45.

El espacio es pequeño, a la vez que sencillo y luminoso, y te aconsejamos llamar al 945 01 01 40 para reservar mesa. Ofrecen un menú degustación por 18€ bajo reserva y un menú diario por 12,90€, como el de la imagen. Además, si buscas una opción más ligera, podrás tomar únicamente un primer plato y postre por 8,50€.

Menú en la escuela de hostelería de Vitoria

Cuando llegamos al comedor, nuestra mesa estaba preparada y el ejército de camareros dispuestos a comenzar con una nueva jornada de aprendizaje.

Mesa en la escuela de hostelería de Vitoria

La camarera fue tomándonos nota uno a uno (incluido el postre), siguiendo un orden para asegurarse de que después llegara el plato correspondiente a cada comensal. Mientras tanto, sus compañeros comenzaron a servirnos el pan (integral, normal y opción para celiacos) y la bebida, agua y un vino joven de bodegas Ostatu de Rioja Alavesa.

Pan en la escuela de hostelería de Vitoria

Vino Ostatu en la escuela de hostelería de Vitoria

Previo al menú, los camareros nos sorprendieron con un aperitivo cojonudo, una tapita recién hecha de huevo de codorniz sobre un picadillo de chorizo. ¡Con el hambre qué tenemos y nos traen este pecado! Es un buen momento para dar un buen trago de vino y empezar el pan, nos encanta esta combinación; además, nos parece muy acertado la llegada de un aperitivo para hacer amena la espera.

Entrante en la escuela de hostelería

De entrantes elegimos: Ensalada de cogollos asados con txipirones, Parmentier con hongos y aceite de trufa, y Tosta hojaldrada. La ensalada, acompañada de arroz jazmín y salsa romesco, no fue un acierto, ya que los cogollos nos resultaron un poco secos.

Ensalada de cogollos asados con txipirones en la escuela de hostelería

Sin embargo, el parmentier fue muy buena elección, unas patatas violeta flotaban en el puré de patata que intentaba camuflar un huevo poché. Esta mezcla junto con el sabor de la trufa lo convirtieron en el plato estrella del menú. Si cuando vayas al restaurante Egibide-Mendizorrotza de la escuela de hostelería de Vitoria está este plato, te aconsejamos que lo pruebes, acertarás.

Parmentier con hongos y aceite de trufa en la escuela de hostelería de Vitoria

Otro de los entrantes que probamos fue esta tosta de berenjeras escalibadas, conejo escabezhado al tomillo y alioli. Un plato que esta rico, pero que se hacía complicado de comer por el crujiente hojaldre.

Tosta hojaldrada en la escuela de hostelería de Vitoria

Para seguir, nos quedamos con los siguientes segundos platos: charlota de merluza, taco de bacalao al pil-pil y solomillo de basatxerri en pan ácimo. Tanto la charlota como el bacalao, eran pescados de calidad y con muy buena elaboración, ambos nos gustaron bastante. Solo tienes que mirar la foto y elegir cuál quieres. ¡Qué gusto da cuando no hay que pelearse con las espinas!

Charlota de merluza en la escuela de hostelería de Vitoria

Taco de bacalao al pil-pil en la escuela de hostelería de Vitoria

Cuando vimos llegar el solomillo nos quedamos con la boca abierta, ¡pedazo plato!. Una buena porción de carne en su punto se escondía en un pan ácimo. Todo ello con una salsa de cacao y chutney de piña y jengibre. Lo cierto es que estaba muy rico, pero si quieres pedirlo tendrás que hacer un buen hueco en el estómago.

Solomillo de basatxerri en pan ácimo en la escuela de hostelería de Vitoria

Y para terminar, llegó el momento que más nos gusta, los postres. Empezamos enseñándote las texturas del queso, un plato que para nada era lo que esperábamos y que nos sorprendió bastante. De las tres texturas que ves en la imagen, nos quedamos con la de la derecha, una delicia de queso.

Las Texturas del Queso en la escuela de hostelería de Vitoria

También elegimos un crumblé de frutas de invierno, que no nos convenció demasiado. La verdad que es un postre que no volveríamos a pedir, aunque si eres amante de la compota, quizás este sea tu plato.

Crumble de frutas de invierno en la escuela de hostelería de Vitoria

Y como buenos chocolateros, no podíamos irnos sin que uno eligiera una tarta selva negra. Muy buena presentación y mejor sabor, para algunos exceso de chocolate para otros perfecto.

arta del día en la escuela de hostelería de Vitoria

Habiendo tomado unos platos con una cuidada elaboración y que se podría decir que rozan la alta cocina pagamos 12,90 €, lo que nos parece muy buen precio. Además el trato de los camareros es muy bueno, y a la calidad y cantidad de sus platos le ponemos un sobresaliente. Por todo ello te aconsejamos que no pierdas la oportunidad de probar la cocina que ofrece el restaurante de la escuela de hostelería Egibide-Mendizorrotza

Valoración: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas

Loading...

Dirección: Plaza García Salazar – Frontones, 01007, Vitoria-Gasteiz

Teléfono:  945 01 01 40

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *